Gfi pasa a ser Inetum

Tras diez años de crecimiento continuo, el grupo Gfi cambia su nombre e identidad para señalar su entrada en una nueva era. Su CEO, Vincent Rouaix, confirma la madurez de un Grupo reconocido como desafiador y pionero en su mercado, y uniformiza su identidad a escala global. En una era de postransformación digital en la que el cambio es constante y el movimiento permanente, Inetum se está consolidando como uno de los grupos de servicios de TI que ayuda a sus clientes a obtener lo mejor del flujo digital.

Un nuevo nombre y una nueva identidad para reflejar el objetivo del Grupo de mostrar lo que es: un grupo global e integrado, con 27 000 talentos en 26 países y con una capacidad considerablemente reforzada para actuar a nivel local y todavía más cerca de sus clientes.

  • En los últimos tres años, el Grupo duplicó con creces su tamaño, elevando su facturación de 1000 millones de euros a 2300 millones de euros gracias a una estrategia proactiva de fusiones y adquisiciones, en combinación con un fuerte crecimiento orgánico. (El 55 % de la facturación procede de fuera de Francia).
  • Al ser un Grupo integrado, con actividades equilibradas geográficamente, consigue presentar una oferta extensa y reforzada a sus clientes.
  • Su red europea de FabLabs está en continua expansión, con más de 300 especialistas digitales.

En el día de hoy, el grupo Gfi dio a conocer su nuevo nombre, que pasa a ser Inetum, Positive digital flow. Esta nueva identidad es el culmen de una estrategia de crecimiento continuo que su CEO, Vincent Rouaix, dirigió a lo largo de los diez últimos años, basada en el crecimiento orgánico y en adquisiciones sucesivas, con el objetivo de expandir la cartera de soluciones del Grupo y ofertarla internacionalmente.  Su adquisición más reciente, de IECISA, en abril de este año, permitió al Grupo alcanzar un volumen de negocios de 2300 millones de euros (pro forma) y casi 27 000 empleados en todo el mundo. Ahora el Grupo opera en 26 países: en Europa, América Latina, Estados Unidos, África y el Sudeste Asiático. El nuevo nombre entra en vigor hoy y se aplicará a todas las filiales del Grupo. 

Una nueva imagen que refleja aquello en lo que el Grupo se ha convertido. Un nombre que declara su ambición, el espíritu emprendedor de conquista. Un nombre que tiene su origen en la palabra latina incrementum, que significa crecimiento. Una expresión gráfica que representa la combinación de talentos que conforman una única entidad, y que termina en una flecha «pixelada» para simbolizar el crecimiento del Grupo, apuntando hacia el futuro.

«Un nuevo nombre es mucho más que una conquista, es un nuevo capítulo para un Grupo que se ha transformado radicalmente en los últimos diez años. Debe permitirnos consolidarnos como líderes europeos y como un referente del mercado, acelerar nuestro crecimiento a nivel mundial gracias a nuestro posicionamiento como especialista en flujo digital y maximizar nuestra actividad contando con personas talentosas, uno de los pilares de nuestro éxito. Al convertirse en Inetum, el Grupo declara su ambición de ser un impulsor de la innovación y el éxito conjunto de sus clientes».

Vincent Rouaix, CEO Inetum

Como pionero histórico en el sector, el grupo Gfi creció manteniendo la cultura osada y emprendedora de sus inicios. Gfi creció acompañando los cambios sociales, económicos y tecnológicos, y ahora está preparándose para escribir un nuevo capítulo de su historia.  

El nuevo nombre permitirá incorporar mejor las competencias de un Grupo que viene desarrollando y diversificando su oferta de soluciones y su presencia global al tiempo que afronta los nuevos retos de sus clientes y de la sociedad. El mundo ha entrado en una era de postransformación digital en la que las necesidades y prácticas se reinventan constantemente y para las cuales todavía no existen soluciones. En este mundo en constante cambio, el reto de las empresas y organizaciones es adaptarse a un flujo digital continuo que les abre perspectivas económicas, de gestión y sociales. Para Inetum, ese flujo digital debe aprovecharse para favorecer el desempeño y el impacto positivo que empresas, organizaciones e instituciones tienen sobre las mujeres, los hombres y la sociedad en su conjunto. Ayudarlos a sacar el máximo partido a este flujo digital es la misión que asume Inetum, hacer de este nuevo mundo digital un mundo de éxito y compromiso.

Una misión basada en un enfoque triple de cercanía, automatización-industrialización-digitalización y soluciones innovadoras. 

Para Inetum, esta nueva identidad es también una oportunidad para destacar su oferta de soluciones en respuesta a los retos de sus clientes. El contexto actual está acelerando las dificultades que vemos en todos los sectores comerciales. La fuerza de Inetum reside en su capacidad para afrontar estos retos en todos los sectores, creando la combinación adecuada de competencias para atender las necesidades específicas de cada cliente. Estas soluciones incluyen:  

  • Omnicommerce: en un sector que ya estaba en crisis, el confinamiento aceleró aún más los cambios de comportamiento del consumidor, a la vez que debilitó a los operadores que estaban retrasados en su transformación; nosotros concebimos innovaciones ágiles para permitirles a nuestros clientes responder mejor a las expectativas de los consumidores y transformarse rápidamente redefiniendo su modelo de venta al por menor, haciendo posible una mayor personalización, creando nuevas experiencias para los consumidores, etc.
  • Industria 4.0: la soberanía industrial, la localización de la producción y la limitación del impacto sobre el clima son temas esenciales de la política económica en Francia y Europa; la Industria 4.0 ha de permitir que los fabricantes respondan mejor a las necesidades de los consumidores, produciendo al mismo tiempo con más rapidez y limitando su huella medioambiental, algo que será clave para la renovación industrial que la sociedad tanto espera.
  • Ciberseguridad: dada la creciente digitalización de las prácticas adoptadas, el rápido desarrollo del teletrabajo y la intensificación de la batalla económica, las organizaciones son cada vez más vulnerables a los ataques; el refuerzo de su protección solo es posible si todas las partes interesadas son informadas de estos asuntos vitales.  
  • Smart Cities: la crisis sanitaria ha acelerado la transformación de las zonas urbanas y rurales; si la gestión de los datos es la clave para una transformación exitosa, para orientar y adaptar las ciudades anticipando las rutinas de sus habitantes, entonces la clave está en la capacidad de las organizaciones para generar, analizar y comprender esos datos.   
  • Digital Banking & Insurance: debido a la limitación del acceso a las agencias bancarias como consecuencia del confinamiento, la digitalización dio un gran salto en cuestión de meses, llevando a los operadores del sector a recuperar un retraso que se acumulaba cada vez más; mientras que las fintech crearon nuevos modelos de uso a la velocidad de la luz, el reto para otros operadores es asumir el liderazgo innovando de forma continua e inventando las prácticas del futuro.